Pasar al contenido principal

Científicos de Siberia han propuesto una receta de batido para deportistas

спирулина_22012021
© Порошок спирулины / Пресс-служба СФУ

Contiene algas azul verdosas, yogur natural y frutas picadas.

El jueves 21 de enero se supo que en el Instituto de Comercio y Servicios de la Universidad Federal de Siberia (SFU) se ha creado una bebida innovadora, que contiene valiosas proteínas con la cantidad de aminoácidos necesarios con un poderoso efecto antioxidante.

El polvo hecho de espirulina y algas azul verdosas, es el componente principal del batido, informa el servicio de prensa de la SFU. Se cultivan en los lagos alcalinos de África, Asia, Centro y Sur de América, principalmente para su uso en suplementos dietéticos en forma de tabletas, copos y polvos para adelgazar.

La Universidad Federal de Siberia realizó estudios integrales sobre la espirulina. Contiene polifenoles, bioflavonoides, ficocianina y pigmentos de clorofila. Todos son antioxidantes muy eficaces. Además, las algas tienen una alta concentración de taninos y ácido ascórbico. Los aminoácidos poliinsaturados Omega 3 y Omega 6 protegen los sistemas nervioso y cardiovascular del ser humano. La mezcla de frutas y bayas complementa la formulación con carbohidratos, fibra dietética, vitaminas y minerales: potasio y magnesio, y yogur natural: bacterias beneficiosas.

“Nuestros catadores han concluido que la mejor proporción de ingredientes es 2 gramos de espirulina en polvo por 100 gramos de bebida. En esta dosis, obtuvimos un batido de un agradable color violeta-lila con un sabor armonioso”, dijo Galina Gubanenko, Jefa del Departamento de Tecnología alimentaria y Organización de la SFU.

La bebida se probó en estudiantes universitarios que participan activamente en el voleibol. Todos elogiaron la calidad del producto. El batido de espirulina, cuando se consume en una cantidad de 250 gramos por día, proporciona al cuerpo proteínas en un 32,5% de la norma requerida, carbohidratos en un 12,25% y fibra dietética en un 21,5%.

Recordemos que a finales de diciembre, la Universidad Federal del Sur (SFedU) presentó un material innovador que se puede usar en la producción de implantes óseos.