Saint-PetersburgDespejado+18°C
$ЦБ:74,16ЦБ:90,00OPEC:67,10

¿Cómo un geólogo soviético se convirtió en el padre del “reconocimiento aéreo”?

логачев
© Форпост Северо-Запад

En una mañana de febrero de 1949, un piloto de la Administración Geológica de los Urales voló en su “Kukurusnik” PO-2 al pueblo de Turgai, donde se suponía que debía entregar el salario a los geólogos locales. Volé a baja altura. De repente, inesperadamente, sobre la estepa cerca del lago Sarbai, la aguja de la brújula se desvió bruscamente hacia un lado ...

Habiendo llamado la atención sobre un comportamiento tan extraño del dispositivo, Mikhail Surgutanov sospechó de una gran anomalía magnética. Junto con un geólogo profesional de la expedición, regresó al extraordinario lugar y lo rodeó durante mucho tiempo. El estudio magnético realizado, junto con otros estudios geofísicos, reveló el gigante depósito de magnetita de mineral de hierro de Sarbai de importancia industrial. Durante el estudio del tracto Sarbai y sus alrededores, se descubrió otra gran anomalía, llamada Sokolovskaya.

сургутанов
© Общественное достояние/ Пилот Михаил Сургутанов

El contenido de hierro promedió fue de 43-45%. Los cuerpos de mineral se ubicaron a una profundidad de 35 a 120 metros. Las reservas de minerales de magnetita en los dos depósitos se estimaron en aproximadamente 1,75 mil millones de toneladas. Fundada unos años más tarde, la asociación de minería y procesamiento Sokolovsko-Sarbayskoye se convirtió en la empresa más grande de la República Socialista Soviética de Kazajstán para la extracción y procesamiento de mineral de hierro. El piloto fue reconocido como pionero y en 1957 recibió el Premio Lenin.

Aunque este caso pasó a la historia, en esencia es un ejemplo claro y ordinario de una de las formas de utilizar la prospección magnética. Incluso una simple brújula a bordo del avión pudo determinar los depósitos de minerales más valiosos, ¡qué podemos decir sobre un dispositivo geofísico tan especial como un aeromagnetómetro!

Revolucionar un campo que se ha estudiado durante miles de años

El magnetismo terrestre fue descubierto por el hombre varios miles de años antes de nuestra era. Los investigadores occidentales dan prioridad al descubrimiento de los antiguos griegos, mientras que en el este citan crónicas que describen cómo el legendario emperador chino Huang Di utilizó una brújula durante una de las batallas. Los problemas del uso del campo magnético preocuparon a Mikhail Lomonosov, quien propuso en 1759 organizar una red de observatorios para la producción de observaciones magnéticas permanentes, y Dmitry Mendeleev, quien fue el primero en nuestro país en iniciar estudios magnéticos con fines geológicos.

Las rocas bajo la influencia del campo magnético terrestre crean campos secundarios, lo que permite utilizar la prospección magnética en la cartografía geológica, la prospección arqueológica, la investigación estructural-geológica y, por supuesto, la prospección de minerales.

En particular, estamos hablando de sulfuro polimetálico, cobre-níquel, minerales de manganeso, bauxita, depósitos de oro, platino, tungsteno y molibdeno. El hecho es que a menudo contienen minerales ferromagnéticos como impurezas, o ellos mismos tienen una mayor susceptibilidad magnética. Dichos depósitos se distinguen por anomalías intensas (cientos y miles de nanotes). Por tanto, la búsqueda de yacimientos de mineral de hierro es la tarea más satisfactoria para la prospección magnética.

Sin embargo, el geofísico Alexander Logachev abrió una era verdaderamente nueva en la industria, cuando en 1936 diseñó el primer aeromagnetómetro del mundo, un dispositivo que permite medir el campo magnético de la Tierra desde un avión. Con su ayuda, se han hecho muchos descubrimientos. A menudo, los objetos geológicos más interesantes se encuentran en regiones poco estudiadas e inaccesibles, lo que complica enormemente el trabajo de exploración. Fue la prospección magnética "desde el aire" lo que ayudó a reducir el rango de búsquedas.

Аэромагнитометр
© Общественное достояние

Punto de encuentro - Instituto de Minería

Alexander Logachev nació en 1898 en el pueblo de la región de Ulyanovsk y se graduó en Física y Matemáticas por la Universidad de Kazán, recibiendo la especialidad de magnetólogo. Por cierto, otros corifeos de geofísica estudiaron allí: Leonid Nesterov y Boris Andreev.

El primero inventó un nuevo método de exploración eléctrica: registro de pozos con un solo electrodo, que ha demostrado una alta eficiencia en el estudio de las secciones de pozos poco profundos y la realización de trabajos en áreas remotas.

Boris Andreev dirigió numerosos estudios geofísicos en todo el país, en cuyo proceso perfeccionó los métodos de prospección por gravedad superficial. Bajo su liderazgo, se fabricó y probó un modelo de variómetro gravitacional.

Горный университет
© Общественное достояние

En los años 30, esta brillante trinidad terminó en el Instituto de Minería de Leningrado, lo que no fue en absoluto un accidente. El hecho es que fue en la universidad técnica más antigua de Rusia donde se abrió por primera vez en el mundo la especialidad en geofísica de exploración, oficialmente en 1928. Además, a principios de la década de 1920 se formaron pequeños departamentos para métodos individuales. Las especialidades geofísicas en el Instituto de Prospección Geológica de Moscú y el Instituto de Minería de Sverdlovsk aparecieron solo en 1930, el año en que se abrieron estas instituciones educativas. La formación de geofísicos de exploración en los Estados Unidos también comenzó en 1930.

Los geofísicos más fuertes del país se reunieron en el Instituto de Minería, y cada uno fue responsable de su propia dirección. Alexander Logachev: para el método de reconocimiento magnetométrico. Para el momento de la invitación a la universidad, ya había logrado ganar experiencia en la investigación sistemática de campos magnéticos: encabezó un partido para buscar yacimientos de mineral de hierro en los Urales del Norte, organizó un departamento magnético en el Instituto de Geofísica de la Rama de los Urales de la Academia de Ciencias de la URSS. En 1934, recibió el puesto de jefe de la estación geofísica experimental Tsnigri – Vsegei (Instituto de investigación geológica de toda Rusia que lleva el nombre de karpinsky-pr. Ed.) en Leningrado. El Instituto de Investigación estaba directamente relacionado con el Instituto de Minería, a partir del cual fue creado. Por eso, no es de extrañar que a los pocos años, además de realizar una labor científica activa, comenzara a dar conferencias en la universidad, y años después defendió allí su doctorado y se convirtió en profesor.

Invención y reconocimiento

Este fue el momento más productivo en la vida de un científico. Alexander Logachev realizó estudios magnéticos de forma independiente, se ocupó de los problemas de interpretación geológica de anomalías geofísicas y la mejora del equipo de medición existente.

Logachev llegó a la conclusión de la urgente necesidad de estudiar las propiedades magnéticas de las rocas. Se encontró que, junto con la susceptibilidad magnética, las rocas también tienen una magnetización remanente significativa, lo que afecta significativamente la naturaleza del campo magnético. Al mismo tiempo, se desarrolló una técnica original para medir ambos parámetros en muestras de rocas. Los materiales sobre el estudio del problema de las propiedades físicas formaron la base de su disertación sobre el tema "Métodos para estudiar las propiedades magnéticas de las rocas con fines geológicos e industriales".

логачев
© Общественное достояние

Sin embargo, el trabajo del profesor en la creación de una dirección nueva y extremadamente prometedora: la geofísica aerotransportada, le dio fama mundial al profesor. El primer modelo operativo de un aeromagnetómetro diseñado y construido por él para mediciones continuas del incremento de la componente vertical del campo magnético de la tierra en movimiento hizo posible por primera vez en el mundo llevar a cabo un estudio aeromagnético - en Novgorod - Kresttsy, atravesando la anomalía rusa antigua. Y las publicaciones científicas posteriores y el trabajo experimental y metodológico realizado con éxito sobre la búsqueda de minerales de hierro y el mapeo geológico en Siberia Occidental, Transbaikalia y el Lejano Oriente han consolidado la prioridad de la ciencia y la tecnología nacionales en esta área. Ya en 1940, la planta de Geologorazvedka comenzó a producir los aeromagnetómetros Logachev AM-4. El nuevo equipo también se ha vuelto muy popular en el extranjero. Alexander Logachev recibió el premio Stalin.

En 1945, se convirtió en el primer director del Instituto de Geofísica de Exploración de toda la Unión (entonces de toda Rusia), que fue creado por decreto del Consejo de Ministros de la URSS para satisfacer las necesidades de la industria nuclear emergente y la energía con un materia prima estratégica, el uranio. Hoy el Instituto de Investigación de Geofísica de Exploración de toda Rusia lleva el nombre de Logachev y continúa desarrollando métodos de geofísica de minerales, adaptando algunos de ellos a los problemas del petróleo y la geología y geoecología de la ingeniería. El buque de investigación “Profesor Logachev”, que ha participado repetidamente en las expediciones geofísicas marinas polares, también se llama así en su honor.

логачев
© Общественное достояние

Desde 1959 hasta el final de su vida, el científico de renombre mundial trabajó como jefe del departamento de métodos geofísicos de prospección y exploración de yacimientos en el Instituto de Minería de Leningrado (hoy Universidad de Minería de San Petersburgo).

La instalación de un magnetómetro en un avión ha ampliado infinitamente el campo de aplicación del método magnetométrico para la exploración geológica. Además, permitió cubrir grandes áreas en poco tiempo a un costo mínimo.

Continuó la aparición de métodos de teledetección para medir el campo terrestre. La invención de Logachev predeterminó la aparición de la prospección hidromagnética, en la que se remolca un magnetómetro especial detrás de un barco, y el reconocimiento eléctrico aéreo y la prospección gamma aérea. Hoy en día, los drones se utilizan cada vez más como portadores de equipos geofísicos, que pueden volar a diferentes altitudes y, basándose en datos satelitales, determinar las coordenadas del punto de medición por sí mismos.

аэрогеофизика
© Компания "Аэрогеофизика"/ Комплесная аэрогеофизическая съемка

Así, la compañía “Alrosa” utiliza con éxito sistemas aeromagnéticos no tripulados en la prospección de la exploración geológica. Según los expertos, a una empresa minera de diamantes le llevaría al menos 80 años estudiar las anomalías magnéticas que ya han sido identificadas por estudios aeromagnéticos utilizando métodos tradicionales de exploración geomagnética terrestre.