Saint-PetersburgSoleado+7°C
$ЦБ:75,68ЦБ:90,54OPEC:63,39

El rector de la Universidad Estatal de los Urales del sur comenta sobre las ventajas de la educación Rusa

ЮУрГУ
© Пресс-служба ЮУрГУ

El rector de la Universidad Estatal de los Urales del Sur, Alexander Shestakov, habló sobre la pérdida de calidad de la Educación Superior en comparación con el período soviético, en qué son inferiores las universidades rusas a las universidades extranjeras y en qué ganan.

La Universidad Estatal de los Urales del Sur es la universidad más grande de la región de Chelyabinsk, que desde 2010 ha recibido el título de Universidad Nacional de Investigación. Hoy tiene más de 250 programas de licenciatura y programas de especialidad, 150 programas de maestría, 82 especialidades de formación de posgrado. La industria de la región forma uno de los conglomerados industriales más grandes del país. La Universidad, gracias a sus actividades educativas y científicas, promueve el desarrollo de industrias clave para los Urales: ingeniería mecánica, metalurgia, ingeniería eléctrica y el complejo de defensa. Proporciona personal de ingeniería moderno a empresas como Emerson, Roscosmos, ChTZ, Uralvagonzavod, Rosatom.

ЮУрГУ
© Пресс-служба ЮУрГУ

- Alexander Leonidovich, ¿Qué tal fuerte afectó la pandemia de coronavirus al trabajo de su universidad?

- Logramos pasar al modo de trabajo a distancia sin dificultades - el sistema técnico de la universidad se adaptó. Desde marzo, la universidad ha impartido clases en línea según el horario, incluso con estudiantes extranjeros que se fueron de vacaciones a sus países y no pudieron regresar después de que se declaró la pandemia.

Por supuesto, la educación en línea no puede reemplazar completamente la educación tradicional. Es difícil sobreestimar el valor educativo de la comunicación en vivo con el profesor. El trabajo de los estudiantes en equipos (trabajo de laboratorio y práctica industrial) también se está convirtiendo en un problema grave del modo en línea.

- ¿Cómo evalúa la eficiencia de un sistema de formación de dos niveles: maestría y licenciatura?

- En mi opinión, la transición a este sistema tuvo un impacto negativo en la calidad de la educación técnica superior nacional y en el nivel de los graduados. En particular, esto se refiere a la educación en ingeniería. En nuestro país siempre se ha distinguido por su carácter fundamental, que es importante en dos aspectos: en el diseño y control de procesos tecnológicos. Por ejemplo, el trabajo exitoso con productos de software requiere el conocimiento de métodos matemáticos serios: tecnologías de redes neuronales, lógica difusa, métodos de optimización, métodos estadísticos. En el marco de una licenciatura de cuatro años, simplemente no hay tiempo suficiente para estudiarlos en detalle.

Por otro lado, tenemos maestría. Pero su principal objetivo es el conocimiento adaptado y profundo en una especialidad concreta, por lo que tampoco se hace hincapié en la educación en ciencias básicas. Me parece que debería ser una formación de cinco años para las especialidades ordinarias y cinco años y medio para las especialidades relacionadas con la industria de defensa.

-¿Qué opina de la declaración del rector de la Universidad Estatal de Moscú, Viktor Sadovnichy, que instó a abandonar el proceso de Bolonia? ¿Cómo afectará esto al desarrollo de la educación superior en nuestro país?

- Puedo decir que Viktor Antonovich tiene razón. Incluso antes de la introducción del Proceso de Bolonia, nuestros ingenieros graduados iban a los Estados Unidos y conseguían un trabajo allí con éxito. Los graduados del departamento aeroespacial recibieron puestos en la NASA y trabajaron efectivamente allí. Aquellos que recibieron nuestro diploma de especialista fueron comparados con maestros graduados de universidades estadounidenses.

Cuando estudié en la Universidad Estatal de los Urales del Sur, tenía seis semestres de matemáticas. Como resultado, esto permitió completar con éxito las complejas tareas técnicas que tuve que enfrentar como joven ingeniero. Sin embargo, no plantearía la cuestión de la cancelación de forma tan categórica. Todavía tenemos que integrarnos en el espacio educativo internacional. Pero los beneficios de nuestra educación del pasado, deben mantenerse.

- ¿Qué ha perdido o ganado concretamente el sistema de educación superior en comparación con el período soviético?

- Como dije, hemos perdido en la investigación fundamental. Y esta es una posición muy importante. Su nivel debe mantenerse en ingeniería, ciencias naturales y humanidades. Hoy enseñamos a los estudiantes las cosas aplicadas que son necesarias para el trabajo. Sin embargo, la técnica sigue cambiando y mejorando constantemente. Si no hay una base en ciencias básicas, será difícil dominar el equipo que aparecerá, por ejemplo, en 10 años.

¿Qué hemos ganado? Tecnologías de la información. Hoy en día, los estudiantes conocen bien esta área. Han aparecido muchos cursos nuevos. Pero de nuevo, si hablamos de formación teórica profunda, también falta en el área de tecnologías de la información. Los mejores programadores son graduados en matemáticas aplicadas. Encuentran buenos trabajos y resuelven problemas complejos, incluidos los relacionados con inteligencia artificial. Donde se necesita programación seria, se necesitan buenas matemáticas.

ЮУрГУ
© Пресс-служба ЮУрГУ

¿El sistema de educación superior es inferior a sus homólogos extranjeros o, por el contrario, superior?

- Esta pregunta está ligada a la anterior. Donde se logra mantener las ciencias básicas. En mi opinión, la educación extranjera se enfoca en gran medida en aspectos aplicados. Nuestra importante ventaja: la práctica de producción. Las universidades rusas mantienen vínculos con las empresas. Por ejemplo, la Universidad de los Urales del Sur tiene contratos para la práctica de los estudiantes con 3000 empresas diferentes. Este es un componente muy importante. En el extranjero, los estudiantes no tienen esta oportunidad.

¿Y en qué somos inferiores? En la versatilidad de la formación de especialistas. Tenemos una gran cantidad de áreas de estudio, en el extranjero son significativamente menos. El sistema educativo nacional está orientado a la formación de especialistas altamente especializados. Pero si en el futuro una persona decide cambiar de profesión, debe volver a formarse.

Para los graduados de universidades extranjeras, este proceso es más fácil, ya que los estudiantes de direcciones técnicas reciben inicialmente una educación más versátil. Al solicitar un trabajo, demuestran una amplia base de conocimientos.

- ¿Cuánto han cambiado los requisitos para un graduado por parte de los empleadores en comparación con lo que era hace 10 o 20 años?

- No han cambiado a nivel mundial. El graduado debe llegar a producción y comenzar a resolver las tareas asignadas lo antes posible.

Pero los requisitos del empleador se han vuelto más estrictos. La vida de hoy es más dinámica. Estos no son tiempos soviéticos con una economía planificada. Las empresas necesitan sobrevivir y desarrollarse. Por lo tanto, un joven especialista que llega a la producción debe producir resultados de inmediato. Naturalmente, los requisitos de competencias han aumentado y han aparecido nuevos requisitos que no existían hace 20 años. Además de las cualificaciones básicas, es necesario tener conocimientos de tecnología de la información, inglés y comprender la economía.

- El año pasado, Vladimir Putin centró la atención de la comunidad universitaria en el hecho de que los estudios de posgrado no son una etapa más de la educación superior, sino, sobre todo, la preparación de un joven científico. ¿Todos los estudiantes de doctorado de su universidad logran defender su tesis?

- Desafortunadamente, no todos. El porcentaje de defensa se redujo drásticamente. Por un lado, los estudiantes graduados carecen constantemente de tiempo para un trabajo científico completo. Por otro lado, hay quienes ni siquiera se esfuerzan por hacerlo. Se matriculan en la escuela de posgrado para evitar ir al ejército. Pasarán tres o cuatro años, dependiendo la duración de posgrado, el ejército ruso se olvidará de ellos, ¡y todo está bien! No hace falta defender la tesis.

- ¿Qué está haciendo la administración universitaria para garantizar que los jóvenes científicos sigan participando en la ciencia?

- Intentamos seleccionar a aquellos estudiantes de posgrado que estén realmente interesados en la ciencia, y trabajamos con los supervisores para que estén en contacto constante con los estudiantes de posgrado.

ЮУрГУ
© Пресс-служба ЮУрГУ

- El Ministerio de Ciencia y Educación Superior ha dividido a las universidades rusas en tres grupos. ¿En cuál se ubica su universidad?

- Estamos en el segundo grupo, aunque la Universidad Estatal de los Urales del Sur es una universidad nacional de investigación y participa en el programa "5-100". En cuatro años, como parte de la implementación de este programa, el número de publicaciones y citas aumentó de siete a ocho veces. Pero, sin embargo, estamos en el segundo grupo. ¿Por qué? No está claro.

- ¿Cree que el Estado necesita desarrollar un sistema de indicadores digitales claros que permitan elaborar un ranking nacional objetivo de universidades? ¿Lo necesita la comunidad universitaria?

- Creo que sí. Somos evaluados por todos los que desean. Nos orientamos a diferentes agencias de calificación, que, por cierto, ganan dinero con la evaluación de universidades. Las universidades están clasificadas desde diferentes posiciones, y sería útil si hubiera criterios claros y comprensibles para nuestro estado: qué representa exactamente cada Universidad.

- ¿Qué opina de los intentos de varias organizaciones de recopilar calificaciones en privado? ¿Ayudan o, por el contrario, interfieren?

- Hoy en día, las calificaciones son el único y principal instrumento digital para evaluar el nivel de una universidad. Pero participar en todos no tiene sentido. Hay demasiados y las razones del éxito no siempre son obvias. Por supuesto, hay organizaciones de buena reputación, clasificaciones globales. Cuando trabajamos con sus expertos, entendemos por qué en algún lugar nuestras posiciones son mejores y en otros peores. Esto nos ayuda a evaluarnos a nosotros mismos entre otras universidades en una serie de métricas específicas.

- ¿Qué deben hacer nuestras universidades para aumentar su presencia en los rankings mundiales más prestigiosos: QS, THE y ARWU?

- Primero, es necesario participar en una investigación científica de actualidad seria, que está a la vanguardia de la ciencia. En segundo lugar, las colaboraciones internacionales son importantes. Para obtener resultados efectivos en términos científicos, es necesario cooperar con profesores destacados de universidades extranjeras. Esto ayuda en la actividad científica, en la formulación de problemas y su solución, así como en los resultados de las publicaciones, ya que las revistas que indexan artículos científicos se encuentran en el exterior.

Además, quería mencionar que las calificaciones no deberían ser un fin en sí mismas. El trabajo científico debe basarse en la solución de los problemas que desarrollan la economía rusa. Resolviendo efectivamente estos problemas a nivel global, debemos movernos en las calificaciones.

- ¿No deberíamos prestar más atención a las calificaciones de las asignaturas? Después de todo, no es del todo correcto comparar universidades económicas y médicas ...

- ¡Seguramente! Por un lado, estamos hablando de diferentes universidades especializadas. Pero, por otro lado, en las universidades generales, y la Universidad Estatal de los Urales del Sur es exactamente así, no todas las áreas pueden desarrollarse a un alto nivel. Todos ellos son necesarios para la región en la que se encuentra la universidad. Pero algo en una universidad debe desarrollarse a un buen nivel internacional.